El proyecto pretende dotar al municipio de un espacio de duelo, vinculado al cementerio municipal, y adecuado a sus necesidades.


Se proyecta un edificio consistente en dos volúmenes que se enfrentan perpendicularmente, sin llegar a tocarse, creando tensión y dinamismo entre ellos. El volumen principal es el más alto y es el que alberga el espacio de uso público, la sala de duelo, que es el principal, y un pequeño vestíbulo previo.

La iluminación natural de este espacio se produce a través de un patio ubicado en el testero este, además de por el ventanal que comunica visualmente la sala de duelo con el túmulo. El edificio se relaciona con el entorno mediante su escala reducida, sus formas puras y su materialización sencilla con acabado en hormigón visto y madera de pino, característica del lugar.

 

En el interior, se continúa con la sencillez y pureza de líneas y materiales, colocando un solado pétreo de la zona y dejando visto el hormigón, aplicándole tan solo una capa de pintura en blanco, tanto en paramentos verticales como horizontales. Tan solo se colocará falso techo en el túmulo y en el aseo, dadas las especiales necesidades de estos dos locales.

Velatorio en Traspinedo, Valladolid

cliente: Ayuntamiento de Traspinedo
año: 2009
estado: realizado