El proyecto parte de dos premisas: 1. La necesidad de plantear el edificio en diversas fases y lo ajustado del presupuesto de la primera fase. 2. El Diseño de un edificio cuyos usos mayoritarios no son el de plaza de toros sino usos culturales y docentes.

Por tanto se plantea una primera fase cumpliendo con lo estrictamente necesario. de tal manera que el proyecto iría creciendo en el proceso inverso a deshojar una flor.

 

Para las fases sucesivas, se plantean varios módulos independientes, intercambiables que permiten el desarrollo de 2 o mas fases del edificio dependiendo del presupuesto con el que se cuente en cada momento.

Plaza de Toros de Arévalo, Ávila

Concurso de Ideas
año: 2006
estado: sin comenzar